Celler Gurgu

La localidad alicantina de Gorga está situada entre los valles de Seta y Travadell, aunque la población ocupa el extremo meridional del valle de Seta. El término se encuentra rodeado por las sierras de Benifallim, Carrascal, la Mariola, Benicadell, la sierra de Almudaina, Alfaro, Aitana y Serrella. El terreno agrícola es el secano, predominan en el término los olivos milenarios y destaca considerablemente el olivo bimilenario de Juan Ferrándiz. Además, cabe destacar el cultivo del melocotón. Fruta deliciosa y sabrosa con un aspecto sensual en forma, con colores admirables y atractivos, y con un sabor exquisito que no esconde de ninguna manera su apariencia.
Un capítulo importante durante muchos años en la economía de Gorga fue el cultivo de la vid, que ocupaba gran parte de los campos del término, cultivo que producía una cantidad considerable de vino de buena graduación. Avala todo esto el hecho de contarse por docenas las tinajas que había instaladas en las partes bajas de muchas casas. Aquel vino pisado en las tinajas era transportado en cueros a lomos de animales, machos y mulas, desde Gorga hasta Villajoyosa, desde donde se embarcaba habitualmente hacia las grandes ciudades costeras. Desgraciadamente, al entrar en el siglo XX, llegó a las tierras de Gorga aquella enfermedad predadora que había venido a Europa desde América del Norte en 1863 y que iba extendiéndose como una mancha de aceite, lenta y implacablemente. La filoxera destruyó aquella economía vitivinícola y las cepas enfermas se tuvieron que arrancar, inevitablemente, dejando paso a otro tipo de árboles y de cultivos. Ahora, nosotros, muchos años después, nos hemos marcado el firme objetivo de volver a cultivar uva en nuestros campos y elaborar un vino de calidad. Un vino que recuerde la esencia de nuestra tradición vinícola y revele el trabajo realizado con pasión y dedicación. .

Copyright © 2018 Celler Gurgu. Todos los derechos reservados. Aviso legal